El niño en la cima de la montaña

01El niño en la cima de la montaña
John Boyne
Nº de páginas: 256
Editorial: Salamandra
Título original: The boy at the top of the mountain

Sinopsis
París, 1935. Los primeros siete años de la vida de Pierrot, de padre alemán y madre francesa,
están marcados por el candor de una infancia no muy distinta de la de cualquier otro niño. Pero al igual que para millones de personas, la guerra lo cambiará todo. Tras la muerte prematura de sus padres, Pierrot tiene que abandonar París y separarse de su íntimo amigo Anshel, un niño judío de su misma edad. Deberá viajar solo hasta Alemania para vivir con su tía Beatrix en la misteriosa casa en la que está empleada. Y no se trata de una casa cualquiera, sino del Berghof, la enorme residencia que Adolf Hitler tiene en lo alto de una montaña en los Alpes de Baviera.
Hasta su llegada a Alemania, el pequeño Pierrot —que ahora se llama Pieter— no sabía nada
acerca de los nazis. Ahora, acogido en el entorno íntimo del todopoderoso Führer, se verá
envuelto en un mundo tan extrañamente seductor como peligroso, en el que no habrá lugar para la inocencia. Al final de la guerra, Pieter logrará regresar a París en busca de algo que le permita aliviar el peso de su culpa, y en las últimas páginas, un sorprendente desenlace obligará al lector a reinterpretar un aspecto clave de la historia que revela la insondable dimensión del perdón y la amistad.
Casi diez años después de El niño con el pijama de rayas, John Boyne vuelve a escribir sobre
un niño que sufre las consecuencias del horror nazi y, en este caso, logra poco menos que
una proeza: despertar en el lector compasión y empatía por quien comete el crimen atroz de
la traición y el silencio.

Mi comentario
Cuando vi este libro en la portada de la tienda de libros del ipad me acordé inmediatamente de El niño con el pijama de rayas. Después vi que era el mismo autor y no quise leer la sinopsis porque quería que fuese una total sorpresa, no me lo pensé y lo descargué, a pesar de que no era excesivamente barato.

Este libro también se lee en dos o tres horas igual que el anterior y menos mal que no es más largo porque de las 270 páginas que tiene en el ipad creo que estuve odiando al protagonista durante 250… en serio, el odio que despertaba en mí ese niño es difícil de describir y mientras leía estaba convencida de que no le daría más de una estrella o dos. Y creo que lo de odiar a ese niño va a ser algo compartido por muchos, porque a partir de empezar a vivir en la casa de la montaña es detestable… y le sigues odiando hasta el final, es inevitable.

Lo que si que me falta en este libro son páginas, porque te cuenta la historia de este niño desde los siete años hasta pasada la adolescencia, los cambios que sufre y creo que debería quedar más claro por qué los sufre. Porque aunque se puede imaginar que es el proceso de adoctrinamiento hay muchas cosas que parece que están pasando porque si y eso no contribuye a que le tengas menos manía al protagonista.

El niño con el pijama de rayas se desarrollaba en muy pocos meses y aunque veías que estaba viviendo en una burbuja y que era incapaz de ver lo que estaba pasando en realidad, siempre podías excusarlo en que era un niño y vivía en su mundo.

El protagonista de esta historia es muy parecido, solo que en determinado momento deja de ser un niño y ahí ya no hay excusas, está totalmente adoctrinado. Que es evidente que el personaje está escrito para que lo odies, para que no empatices con él y para que te esté repateando las tripas durante 250 de las 270 páginas.

Lo mejor del libro es el epílogo, sin ninguna duda, es lo que hizo que mi valoración de lo que acababa de leer cambiase por completo. Seguramente si será un libro que vuelva a leer, igual que hago con el otro, pero sé que cada vez que incluso sabiendo como termina, no podré evitar que me vuelva a hacer enfadar una y otra vez.

Pero a pesar del enfado, a pesar del odio que despierta el protagonista y casi todo lo que le rodea, creo que es un libro recomendable. Si os gustó El niño con el pijama de rayas probablemente os guste El niño en la cima de la montaña porque es muy parecido y muy diferente al mismo tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: