Follow Us

English EN French FR German DE Italian IT Portuguese PT Spanish ES
Sobre Jordi Martínez

Temps de records, et pense, et recorde, t’invente

La mente humana, al evocar un pensamiento, tiende a secuenciar una serie de términos tal y como decía Vicent An-drés Estellés: “et pense, et recorde, t’invente”. A esta poética secuencia habría que añadir en este caso en concreto “et dubte” y este último término quizá sea el más doloroso.

Os presento a una serie de personas normales a las que una organización les arrebató algo y le instaló ese “dubte”. Esa duda llegó en muchos casos en el primer minuto de ausencia, algo más fuerte que la razón se instauró en sus mentes, generando un pensamiento de incertidumbre que les ha acompañado a lo largo de sus vidas.

En este proyecto se presenta un drama que se dio desde la España de finales de la guerra civil hasta la de mediados de los años 90; el robo de bebes, donde la Iglesia jugó un papel fundamental debido los paritorios, casas cunas o los centros de adopciones dependían de forma directa de esta institución. Entre los afectados se encuentra mi familia, a los que un buen día una monja decidió cambiar nuestras vi-das. Concluyó que los padres biológicos de mi madre no eran dignos de tener una hija, y si esto no fuera poco, se lucró con ello vendiéndosela a” mis abuelos”. Hablo desde una postura difícil, ya que yo soy hijo de una afectada por el caso de bebes robados y adopciones irregulares. Como otros miles como yo soy una víctima indirecta de esta barbarie.

Este proyecto habla de cómo en España se tráfico con más de 300.000 bebés, de cómo se tejió una red de compra-venta, y de cómo cuando hubo escasez de materia prima se procedió al robo de niños como si de mercancía se tratara. Todo esto empieza con una ley, en 1938 Franco autorizó a Vallejo-Nágera la creación del Gabinete de Investigación Psicológicas con la finalidad primordial de averiguar “las raíces psicofísicas del marxismo” donde se permitía quitarle el hijo a las madres republicanas o comunistas, con el propósito de erradicar de esta forma dicha postura política. Pero alguien vio negocio en esto, una gran parte de las Sor Marías y de muchos doctores Velas que se lucraron con estas ventas. Ahora en la actualidad se destapa la trama y la administración actual, ¿qué hace? ¿Investiga acerca de los casos que se han denunciado? No, no solo no investiga, sino que la fiscalía decide archivar muchas causas por “falta de pruebas” o invalida las pruebas por considerarse “errores de la época”. Ahora aparece otro término que es “tinc impotència”.