La joven de la perla

La_joven_de_la_perla-165498332-largeLa joven de la perla
Director: Peter Webber.
Guión: Olivia Hetreed.
Año: 2003.
Título original: Girl with a pearl earring.

Sinopsis
Delft, Holanda, 1665. La joven Griet entra a servir en casa de Johannes Vermeer que, consciente de la intuición de la joven para la luz y el color, irá introduciéndola poco a poco en el misterioso mundo de su pintura. Por otro lado, Maria Thins, la suegra de Vermeer, al ver que Griet se ha convertido en la musa del pintor, decide no inmiscuirse en su relación con la esperanza de que su yerno pinte más cuadros. Griet se enamora cada vez más de Vermeer, aunque no está segura de cuáles son los sentimientos del pintor hacia ella. Finalmente, el maquiavélico Van Ruijven, consciente del grado de intimidad de la pareja, se las ingenia para que Vermeer reciba el encargo de pintar a Griet sola. El resultado será una magnífica obra de arte, pero, ¿qué precio deberá pagar Griet? (FILMAFFINITY)

Mi comentario
Hace años que nos dijeron en la facultad que teníamos que ver esta película por la forma en la que hablan en ella de la luz. Yo no hice caso porque las películas que nos recomendaban en la facultad solían ser de esas películas que te curaban las noches de insomnio… pero el otro día alguien habló sobre ella en twitter y decidí darle una oportunidad para comprobar que si, es de esas que te curan las noches de insomnio.

Me gustan los cuadros de Vermeer, no necesito ver una película en la que lo pintan como una especie de pervertido raro… que si, que todos sabemos que algunos pintores no están muy bien de la cabeza, pero yo no quiero saberlo. Aunque en realidad él tampoco me parece tan pervertido, es más bien la moral de la época la que lo ve así porque lo que hace no es para tanto y el cuadro no es como para mantenerlo oculto (mirado con los ojos del siglo XXI, claro…).

No entiendo que su mujer se lo tome como una gran ofensa y una gran traición, a fin de cuentas ella no es más que una máquina de fabricar bebés y me parece más reprochable su comportamiento estando sometida a su madre y a un marido que supone que es infiel al de él.

Pero claro… siglo XVII… supongo que en el siglo XVII las mujeres casadas solo eran máquinas de fabricar bebés y no podían reprocharle nada a su marido.

En fin, triste.

Es una película que me ha puesto de mala leche, no me importa la forma en la que hablan de la luz, ni siquiera he prestado atención a como hablan de la luz.

1 thought on “La joven de la perla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: