Los girasoles ciegos

los-girasoles-ciegos-mendezLos girasoles ciegos
Alberto Méndez
Nº de páginas: 160
Editorial: Anagrama
Año: 2005

Sinopsis
Premio Nacional de Narrativa 2005Este libro es el regreso a las historias reales de la posguerra que contaron en voz baja narradores que no querían contar cuentos sino hablar de sus amigos, de sus familiares desaparecidos, de ausencias irreparables. Son historias de los tiempos del silencio, cuando daba miedo que alguien su piera que sabías. Cuatro historias, sutilmente engarzadas entre sí, contadas desde el mismo lenguaje pero con los estilos propios de narradores distintos que van perfilando la verdadera protagonista de esta narración: la derrota. Un capitán del ejército de Franco que, el mismo día de la Victoria, renuncia a ganar la guerra; un niño poeta que huye asustado con su compañera niña embarazada y vive una historia vertiginosa de madurez y muerte en el breve plazo de unos meses; un preso en la cárcel de Porlier que se niega a vivir en la impostura para que el verdugo pueda ser calificado de verdugo; por último, un diácono rijoso que enmascara su lascivia tras el fascismo apostólico que reclama la sangre purificadora del vencido. Éste es el primer ajuste de cuentas de Alberto Méndez con su memoria y lo hace emboscado en un flagrante intento de hacerlo desde la literatura.

Mi comentario
Leí este libro por recomendación y me gustó mucho. Recordaba haber visto la película (que también me gustó) pero cuando empecé a leer el libro pensé que estaba leyendo una cosa diferente o que me había confundido de película, porque el principio no tiene nada que ver.

Y es que el libro se divide en cuatro historias que tienen cosas en común pero son independientes. La primera la de un capitán del ejército de Franco que se rinde el día anterior a ganar la guerra porque no quiere formar parte del bando ganador durante la victoria. La segunda la de una pareja que huye al monte y que si aparece parte en la película. La tercera, mi favorita, la de un preso que va alargando la fecha de su muerte como en el cuento de Las mil y una noches. Y la última, en la que se ha basado la mayor parte de la película, de una familia cuyo padre vive escondido dentro de un armario para evitar ser fusilado por su manera de pensar y un cura que se obsesiona con la madre y la persigue.

En la película aparecen la segunda y la última que están enlazadas entre ellas y es una pena que no aparezcan las de los presos, que también lo están.

El libro es muy cortito y se lee muy rápido, yo lo he disfrutado mucho, pero claro, es del tipo de historias que a mí me gusta leer. Muy recomendable.

1 thought on “Los girasoles ciegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: