Mientras pueda pensarte

mientras-pueda-pensarte-9788408119890Mientras pueda pensarte
Inma Chacón
Nº de páginas: 352
Editorial: Planeta

Sinopsis
Quien crea que la literatura emotiva está reñida con la literatura de intriga y con la literatura ambiciosa se equivoca. Inma Chacón lo demuestra”. Mientras pueda pensarte, de Inma Chacón, autora de otras obras de la narrativa española como Tiempo de arena (Finalista del Premio Planeta 2011) o La princesa india, es una novela de dos vidas paralelas, llena de emoción, angustia y suspense, que caminan afanosamente con el único objetivo de conocer toda la verdad de la historia, por dolorosa que esta pueda resultar. Una emotiva y sobrecogedora novela sobre la búsqueda de sus orígenes de un niño «robado». Inma Chacón, con toda la intención, rescata una parte muy emotiva de los personajes de La voz dormida, la novela que encumbró a su hermana Dulce Chacón. Se ha convertido en una autora especialista en los temas más humanos, sociales y de sentimientos. Carlos Miranda tiene cuarenta años, es creativo de publicidad en la ciudad de Valencia y goza de un gran éxito personal y profesional, pero no sabe quién es. A esa edad descubre que sus padres, que le criaron con todo lujo de comodidades, en realidad no eran sus progenitores ya que le compraron al nacer en un ilegal y dudoso procedimiento de adopción donde un médico, una monja y un taxista fueron cómplices necesarios. Cuarenta años antes, en una casa cuna de la provincia de Valladolid, María Dolores González es una joven de diecisiete años soltera y sin pareja conocida, que da la luz un bebé. A las pocas horas de alumbramiento, le comunican que el niño ha muerto de una extraña infección. Pero algo en su interior le dice a la joven que las cosas no son lo que parecen.

Mi comentario
Ha sido casualidad haber elegido para retomar el reto anual de libros esta historia de Inma Chacón, hermana de Dulce Chacón, autora de La voz dormida, que fue el último libro que leí antes de poner el reto en pausa.

Ni siquiera miré a la autora, lo elegí por la portada, que me llamó mucho la atención, aunque sé que eso no siempre es bueno y que la mayoría de veces me la pego, no ha sido el caso.

Desde el principio queda claro que es la historia de un niño robado, de uno de esos episodios de nuestra historia que provocan vergüenza e indignación ¿cómo es posible? ¿qué derecho tenían a hacer eso a las madres? Cada vez que sale una nueva historia de niño robado a mí me cuesta entenderla, sobre todo cuando ves que hay algunas que no son de hace cuarenta o cincuenta años, que es algo que seguía pasando cerca de los 90.

Una de mis primas nació en el 95 y recuerdo que las madres aún tenían ese miedo a que alguien les robara al niño en el hospital aquí en Valencia (uno de los puntos clave de la trama al parecer, sobre todo ese hospital con la casa cuna enfrente). Y siempre nos han contado que cuando nacimos mi hermano y yo, que lo hicimos en La fe, nadie quería ir a dar a luz al hospital por las historias sobre desapariciones de niños.

Y esta es la historia de un niño que nació en 1963 y murió de una infección, o eso le dijeron a su madre. La forma en la que está escrito me ha recordado un poco a Kate Morton porque cada capítulo es en de un personaje diferente y en un tiempo y lugar diferentes. Sobre todo basado en la historia del niño, que ya no es tan niño y su madre pero también cuentan parte de la historia de la abuela y la bisabuela.

Hubo una escena del libro que me recordó muchísimo a La voz dormida y cuando vi quien era la autora lo entendí, al parecer puso esa escena como homenaje a su hermana.

Hay un momento en el que para mí los flashbacks y tanta ida y venida en el tiempo y los personajes se me hizo un poco confusa y no sabía muy bien en que época estaba o lo que estaba pasando. Pero al final todas las piezas terminan encajando.

Si que hay una parte de la historia que a mí se me hizo predecible y que me la imaginé desde más o menos la mitad del libro, aunque en ese momento de confusión si que pensé “vaya, pues no es lo que había imaginado”, pero si, al final si lo era y me hubiera decepcionado si no hubiese sido así.

En general me gustó y fue de esos libros que no pude dejar de leer hasta que lo terminé.

Si todos fuesen así ¡no tendría ningún problema para terminar el reto!

1 thought on “Mientras pueda pensarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: