Across The Universe

Director: Julie Taymor

Guión: Dick Clement, Ian La Frenais (Historia: Julie Taymor, Dick Clement, Ian La Frenais).

Año: 2007

Título original: Across The Universe

Sinopsis:

Musical romántico ambientado en los años 60 del siglo XX, en la época de las turbulentas protestas contra la guerra, la exploración mental y el rock’n roll. La historia gira en torno a institutos y universidades en Massachusetts, Princeton y Ohio, y se traslada desde los muelles de Liverpool hasta la psicodelia creativa de Greenwich Village en Nueva York; desde las revueltas en las calles de Detroit hasta los campos de muerte de Vietnam. (FILMAFFINITY)

La sinopsis de Filmaffinity es bastante mala… entre eso y que la portada de la película no puede ser peor no es que den muchas ganas de verla ¿no os parece?

Por suerte es una de mis películas favoritas, de esas que no puedo ver una sola vez cuando decido volver a verla. Recuerdo que el fin de semana que la descubrí la vi ocho veces seguidas, ocho… la quitaba y la volvía a poner porque quería memorizar cada detalle. Me encanta como está ambientada, me encanta como introducen a los nuevos personajes y como se desarrolla la historia, la música y los actores. Lo único que no me gusta de la película son un par de escenas que coinciden con la aparición de Bono, las escenas del colocón… desde que empiezan con el viaje en autobús hasta que acaban con el circo, aunque reconozco que mientras más veces la veo más les voy pillando el punto a esas también.

Es una de esas películas que me pasó totalmente desapercibida en el cine, no me enteré de cuando la estrenaba, no la vi en los carteles (aunque ¿me hubiera llamado la atención ese cartel si lo hubiese visto sin saber nada de ella?), no vi ningún tráiler en las películas que vi aquel año ni en la tele. A veces pienso si la llegaron a estrenar… porque no me creo que un musical a mí se me pasara. La descubrí cuando ya estaba en dvd porque vi una escena en un anuncio de la play station o algo así, querían demostrar que la nueva play no sé cuantos tenía una excelente calidad de imagen y ponían parte de Let it be. Así que siempre me arrepentiré de no haberla visto en el cine, sé que hubiera sido de esas películas que no habría visto una sola vez.

Su directora es Julie Taymor, la directora de El rey león en Broadway y a mí me parece que con esta película hizo un trabajo maravilloso. Me encantaría que un día le diese por hacer su versión en escena y que la exportasen pronto a Londres, porque Nueva York todavía lo veo lejano tal como están las cosas. Creo que su versión en escena sería muy similar a Hair y Hair es un musical fantástico, aunque sería solo en ambientación porque dudo que en este los actores bajasen a hablar con el público.

Disfruto mucho viendo esta película, a veces se me olvida de lo mucho que la disfruto y la dejo descansar unos meses… porque, creedme, corro el riesgo de aborrecerla. Si alguien me preguntase que cinco películas hubiera querido hacer en el mundo la pondría sin duda en la lista, es maravillosa.

Y además con Bruno Delbonnel, que Bruno Delbonnel es lo que quiero ser de mayor… ya hablé un poquito sobre él hace unas semanas porque siento la necesidad de ver todas las películas en las que se ha encargado de la fotografía. Creo que hace magia con la luz, es fantástico… me cuesta elegir una escena favorita de la película pero Strawberry fields forever estaría en los primeros puestos.

Esa forma en la que la luz se mueve de un lado de la cara a otro, esos contraluces… me iría de ayudante de Bruno gratis y le llevaría los cafés solo para que se me pegase algo de su forma de hacer las cosas.

Además hay algo que me gusta mucho de esta película, no es un musical normal en el que las canciones están más o menos integradas con la historia y forman parte de ella. No sé muy bien como explicar esto pero cuando ves un musical, por ejemplo Hairspray que vi hace unas semanas, todo pasa de la misma manera y todo sigue el mismo estilo. En cambio este no es así, en este cada canción es como un videoclip y la directora deja fluir en ellos toda su creatividad y es fantástico… esto no es algo que pueda quedar bien en todos los musicales, no veo yo Les Miserables así, pero en este para mí han sabido hacerlo de una forma genial y disfruto de cada minuto. Hasta disfruto de la parte del colocón… un poco menos que del resto, pero también.

Si no lo habéis visto ¿a qué esperáis?

Medianeras

Director: Gustavo Taretto

Guión: Gustavo Taretto

Año: 2011

Sinopsis:

Mariana y Martín viven en la misma manzana en diferentes edificios; pero, aunque sus caminos se cruzan, no llegan a encontrarse. Martín diseña páginas web. Mariana es arquitecta, pero trabaja como decoradora de vidrieras. Además de desilusiones recientes, los dos tienen muchas cosas en común. Viven en el centro de Buenos Aires. La ciudad los une y a la vez los separa. (FILMAFFINITY)

Esta es una de esas películas que me hacen feliz, que la puedo ver en días muy malos y que siempre me acabará sacando una sonrisa. Pensaba que la había puesto en el reto del año pasado y por eso no pensaba ponerla en este, pero repasando la lista no estaba y como he vuelto a verla no podía dejar de recomendarla.

Adoro a sus dos personajes, me encanta como está contada la historia y como van avanzando de un estado a otro de su vida y eso no solo se nota en ellos sino también en la imagen y en la luz.

Creo que es preciosa y que es muy fácil sentirse identificado con la historia que cuenta. Con la de él, con la de ella o con la de los dos.

A mí es una película que me tiene enamorada y una de esas de las que nunca me canso.

Billy Elliot

Director: Stephen Daldry

Guión: Lee Hall

Año: 2000

Título original: Billy Elliot

Sinopsis:

En 1984, durante una huelga de mineros en el condado de Durham, se suceden los enfrentamientos entre piquetes y policía. Entre los mineros más exaltados están Tony y su padre. Éste se ha empeñado en que Billy, su hijo pequeño, reciba clases de boxeo. Pero, aunque el chico tiene un buen juego de piernas, carece por completo de pegada. Un día, en el gimnasio, Billy observa la clase de ballet de la señora Wilkinson, una mujer de carácter severo que lo anima a participar. A partir de ese momento, Billy se dedicará apasionadamente a la danza. (FILMAFFINITY)

Hace unos días os dejé por aquí mi comentario sobre el dvd del musical y haberlo visto (unas cuantas veces) hizo que tuviera ganas de volver a ver la película de la que surgió, que hacía muchísimo que no la veía.

Y es que es preciosa…

Me gusta la historia, la fotografía, la interpretación, me gusta todo de ella y no sé por qué hacía tanto tiempo que no la volvía a ver. Me encantan esos planos de frente a los muros de colores que se repiten en Tan fuerte tan cerca, es que me encanta como está rodada.

Y me gusta que algunos de sus diálogos se hayan convertido en canciones para el musical (insisto en Electricity). Así que me alegro de haberme vuelto a reencontrar con ella, si no la habéis visto todavía ¿a qué estáis esperando?

La chica que dejaste atrás

Autor: Jojo Moyes

Nº de páginas: 500

Editorial: SUMA

Sinopsis:

En 1916 el artista francés Édouard Lefèvre ha de dejar a su mujer, Sophie, para luchar en el frente. Cuando su ciudad cae en manos de los alemanes, ella se ve forzada a acoger a los oficiales que cada noche llegan al hotel que regenta. Y desde el momento en que el nuevo comandante posa su mirada en el retrato que Édouard pintó a su esposa nace en él una oscura obsesión que obligará a Sophie a arriesgarlo todo y tomar una terrible decisión.

Casi un siglo más tarde, el retrato de Sophie llega a manos de Liv Halston como regalo de boda de su marido poco antes de su repentina muerte. Su belleza le recuerda su corta historia de amor. Pero cuando un encuentro casual revela el verdadero valor de la obra, comienza la batalla por su turbulenta historia, una historia que está a punto de resurgir, arrastrando con ella la vida de Liv.

Este libro podría titularse “como odiar a Jojo Moyes y todo lo que escribió anteriormente en 528 páginas o menos”, porque si, eso es lo que me ha pasado… pero como además soy masoquista he leído otra cosa suya, pero de esa ya os hablaré mañana o pasado y os contaré por qué llegué a leer algo más.

Lo peor no es el libro en si, que es muy malo, no nos engañemos, lo peor es que me ha hecho ver a la autora desde una perspectiva totalmente distinta y eso me ha hecho ver su libro más famoso con otros ojos. En su momento me encantó y ahora me lo leería solo para criticarlo ¿era tan bueno como me pareció? Porque en mi caso no me dejé llevar por la moda, no tenía ni idea de que iban a estrenar peli y de que era el fenómeno del momento.

Pero bueno vamos a este libro que es de lo que trata esta reseña. La sinopsis dice que nos lleva a 1916, en plena primera guerra mundial y que además de eso tendremos una historia en el presente porque un elemento de esa primera historia ha llegado a nuestros días ¿en quien piensas? En Kate Morton, la experta en traer el pasado al futuro y trazar un mapa que termine uniendo las dos historias. Los que me conocéis sabéis que adoro a Kate Morton, a pesar de Las horas distantes, que es una de mis escritoras favoritas y que me engancho a sus mujeres del pasado que se conectan con las mujeres del presente ¿cómo no iba a tener ganas de leer este libro?

Además tuve la suerte de ganarlo en un sorteo de facebook ¿o no fue tanta la suerte? porque después de leerlo no estoy tan segura, pero al menos lo he leído gratis, que es bastante probable que lo hubiera terminado comprando con esas promesas de su sinopsis. Pero si, en realidad fue una suerte haberlo podido leer gratis.

El libro empieza mal, muy mal, empieza en octubre de 1916 en un pueblecito del norte de Francia y cuando empiezas a tratar de meterte en la historia no puedes evitar pensar si has leído mal, si no están en 1916 sino en 1939 o 40, en la Segunda Guerra Mundial en lugar de en la primera. Habla de la invasión de Francia de los alemanes, de “La Francia libre” y todo el rato tienes la sensación de que la autora en algún momento de su vida ha oído campanas pero no sabe de donde venían. Yo acabé buscando información sobre la Primera Guerra mundial porque no sabía si la equivocada era yo o era ella.

Porque todos tenemos una cultura general de la Segunda Guerra mundial, hemos leído sobre ella, la hemos visto repetidamente en el cine, conocemos el drama de las deportaciones, los campos, los guetos de judíos en las ciudades… pero de la primera hay más desconocimiento y oye, una guerra es una guerra ¿qué más da? “voy a poner esto aquí que seguro que no se dan cuenta”. Casualidades de la vida uno de mis libros favoritos en la historia es de la Primera Guerra Mundial y gran parte transcurre en el Somme, así que a mí las campanas que esta señora había escuchado no me sonaban tan bien.

Pero bueno a pesar de eso seguí con él, me costó, porque el marco histórico es terrible y porque utiliza la guerra como excusa para meter una historia de amor moñas que ni siquiera tiene gracia y en la que, como siempre, deja a las mujeres a la altura del betún. Dos mujeres que tienen un hotel en ese pueblecito, un comandante que se enamora de una de ellas porque la ve en un cuadro ¿qué ahora está pasando hambre? da igual, la belleza es la belleza y es eterna, aunque no comas y tu ropa te quede grande. Prisioneros de guerra caminando por el campo con trajes de rayas y en los que casi podías imaginarte las estrellas amarillas. Soldados alemanes saqueando el pueblo, viviendo en sus casas y sometiendo a sus habitantes. Además a los pocos que describe eran rubios y de ojos azules, que cosas… muy nazis todos en un momento en el que no había nazis.

Aunque dentro de lo malo y de que te parece que estás leyendo una historia de la Segunda Guerra Mundial en lugar de la primera esa parte no es tan horrible, el remate llega en la segunda parte, en el presente.

Allí está Liv Holsten, una viuda que vive del aire porque, aunque su marido era millonario, tras su muerte ella se queda con una mano delante y otra detrás, con un piso carísimo en el centro de Londres y sin un trabajo serio, no sea que una mujer de Jojo Moyes que tenga un trabajo serio se vaya a creer que es capaz de valerse por si misma en la vida y no vaya a necesitar a un hombre que la rescate. Y ahí es donde vi el reflejo de Lou y donde Yo antes de ti empezó a hacerme aguas por todas partes ¿no estábamos leyendo sobre el mismo personaje? Incapaz de mantener un trabajo, se cree inútil para todo, no es capaz de vivir sin la ayuda de un hombre y en el caso de Lou se aferraba a su novio y Liv (si hasta tienen nombres de tres letras) se aferra a su marido muerto.

¿Y que ha llegado a las manos de Liv diez años atrás? El famoso cuadro por el que se enamora el comandante de Sophia, que no sé si he dicho que se llamaba así, pero ella no sabe que es Sophia ni la procedencia del cuadro, para ella es lo último que le queda de su marido además de una casa de cristal en la que vive porque le parece que si no lo hace le está traicionando.

Como es una mujer patética y triste acaba en un bar gay bebiendo como una cosaca y allí conoce al príncipe al rescate. Una escena muy surrealista con un bolso y con 200 libras que te deja clarísimo que es el príncipe al rescate. Él la ha visto allí triste y sola y sabe que necesita de su auxilio y desde ese momento, aunque no te lo dicen expresamente, ya sabes que su meta en la vida va a ser conseguir devolverle la felicidad (¿no os suena todo muy a la chica del tranvía?). Pero él, Paul creo que se llama, resulta que trabaja recuperando obras de artes robadas por los nazis y, casualidades de la vida, les llega una reclamación sobre ese cuadro que fue robado durante la primera guerra mundial y volvió a desaparecer en la segunda.

Y claro ella no se puede separar del cuadro y los que lo reclaman ya te dejan claro que lo hacen para venderlo porque se ha revalorizado y cuesta tres millones de euros. Ella no tiene donde caerse muerta pero el cuadro lo quiere por justicia divina y de pronto Paul, el que le iba a hacer olvidar a su marido, se convierte en el enemigo porque sino no hay drama.

Hasta aquí puedo leer porque todo lo demás será spoiler y prefiero guardármelo para cuando haga el vídeo en el canal.

Pero bueno, básicamente lo de siempre, que si no me lo pareció tanto con Antes de ti, me lo pareció mucho con Después de ti, donde Lou seguía buscando que el amor la salvara y donde era incapaz de tomar decisiones por si misma sin tener a un hombre a su lado.

Y con las dos mujeres de la guerra pasa algo parecido, todas las decisiones que toman, especialmente Sophie que es la protagonista, las toman por sus maridos que se han ido a la guerra y se sacrifican por ellos.

Podría haber aprovechado y haber hecho una historia de mujeres fuertes durante la Primera Guerra Mundial, mujeres que engañan al enemigo para ayudar a sus vecinos, pero no… se ha limitado a escribir esto.

Así que creo que mi relación con Jojo Moyes ha terminado en cuatro libros, tengo alguno más de ella y supongo que lo acabaré leyendo porque sino será tirar el dinero pero ¿no será leerlos tirar el tiempo? Ya os contaré…

No volveré a tener miedo

Autor: Pablo Rivero

Nº de páginas: 400

Editorial: Suma

Sinopsis:

El reconocido actor Pablo Rivero da el salto a la literatura con una ópera prima perturbadora, hipnótica y genuina.

La madrugada del 9 de abril de 1994 una familia es asesinada mientras duerme. El crimen conmociona a la sociedad española por la brutalidad de los hechos y porque es cometido a sangre fría por uno de sus miembros. Estos son sus últimos siete días de vida.

Tras una fuerte discusión, el padre abandona la casa familiar. Laura, la madre, arrepentida de haber sacado a la luz los secretos que con tanto esmero se esforzaban en esconder, tendrá que lidiar con los dos hijos que nunca quiso mientras encuentra la manera de hacerle volver. Raúl, el hijo mayor, obsesionado con el cine de terror, intenta huir de sus oscuras tentaciones a ritmo de canciones de Nirvana. Mientras que Mario, el pequeño, encuentra en la historia que le contó su hermano sobre un hombre que espera cada noche frente a su ventana, las claves para entender la ausencia paterna.

Pero, ¿qué tiene que ver ese hombre con el crimen que ocurrirá tan sólo siete días después? ¿Y con la desaparición del joven Jonathan García, acaecida hace un año en el mismo barrio?

Siete días en que cualquiera puede ser víctima o verdugo y en los que el miedo desaparecerá para siempre.…..

En este libro tengo otro buen candidato a sumarse a la lista de peores libros de 2017, sin duda…

Es un libro que pedí a edición anticipada sin leer la sinopsis, tampoco conocía al escritor y cuando lo recibí y leí que era actor la cosa empezó a olerme mal. Llamadme desconfiada pero cada vez que un libro viene de parte de alguien que es actor, presentador o personaje televisivo en general no puedo evitar que la cosa me escame.

Y a veces me he llevado sorpresas pero otras es exactamente lo que esperaba, algo que no hay por donde cogerlo y es el caso de este libro.

Creo que intenta ir por la línea de Perdida o La chica del tren (que este ya sabéis que no me gustó nada, pero aún así es mejor que esto) pero que no lo consigue. Además hay faltas de ortografías repartidas a lo largo y ancho del texto y otro tipo de errores como palabras repetidas en la misma línea (un diccionario de sinónimos por favor) o palabras que directamente no existen ¿no ha pasado por un corrector? Porque si hubiera pasado dudo que esas cosas le hubieran pasado por alto, son muy, muy evidentes.

En cuanto a la historia es mala, muy mala… está plagado de cosas de los 90 en un intento de atrapar a los nostálgicos pero no, vamos, truco barato que se ve a leguas.

Solo la seguí leyendo porque la primera página prometía, empieza diciendo que una familia fue asesinada no sé que día de 1994 o así y que te va a contar los siete días previos a su muerte. ¿Sabéis en que pensé yo cuando leí esa primera página? En el asesino de la katana. No recuerdo exactamente cuando sucedió ese crimen, creo que fue a finales de los 90 o así y le echaron la culpa al Final Fantasy demonizando a todos los que jugábamos a ese juego o leíamos manga, porque nos volveríamos locos y nos convertiríamos en asesinos en potencia.

Pero no, la historia de este libro no tiene nada que ver, es una familia totalmente detestable que es una bomba de relojería y que explotará en cualquier momento de una forma que sabemos desde la primera página. Y es tan evidente lo que ha pasado que cuando se desvela da hasta risa ¿se puede llevar peor una historia? es complicado.

Un libro muy malo, que imagino que si eres fan de este chico tu falta de objetividad te hará verlo de otro modo (oye que si Ben escribiera la mayor mierda del mundo a mí me parecería buena, estoy segura), pero para los que no lo conocemos y podemos ver la historia por lo que es… pues eso, que pronto se irá a pasear por las calles de Valencia.

Mariposas en tu estómago

Autor: Natalie convers

Nº de páginas: 100

Editorial: Click

Sinopsis:

No hay nadie más experta en los trabajos de media jornada que Beca: a sus 18 años no sólo es la mayor de cuatro hermanos, también es la compañera de combate junto a su madre para sacar a la familia adelante a la vez que estudia muy duro para las clases. Después de que su padre se marcharse sin ninguna explicación cuando ella tenía sólo 16 años, aprendió una gran lección: no te fíes de ningún tipo con sonrisa arrolladora y un imán natural para las nenas. A pesar de ello, pronto conoce a Alex, un enigmático y atractivo estudiante de Bellas Artes que puede hacer aparecer mágicamente mariposas en su estómago y que irremediablemente cambiará su vida para siempre mediante un giro inesperado del destino.

Todavía me estoy preguntando por qué he leído esto… el único punto a su favor es que es muy corto y se lee muy rápido. Sus puntos en contra son todos, todos los que puedas ser capaz de imaginar.

Es la primera parte de una serie de libros y creo que lo han debido sacar de wattpad o algo similar, porque no es normal. Una primera parte muy corta que no consigue que tengas ganas de seguir leyendo lo demás, porque creo que nadie es capaz de aguantar esto durante más de 200 páginas sin que se le fundan las neuronas.

Ya el primer párrafo del libro me dejó bastante claro que lo iba a odiar y conforme avanzaba en su lectura aquella primera idea no hizo más que confirmarse. Porque es uno de esos libros lleno de descripciones absurdas para situaciones totalmente comunes… “el sol resbalaba por las hondas de su melena, hasta que llegaba a sus frágiles hombros donde la luz creaba una concepción casi mágica de su etérea figura”, vale, esto me lo he inventado, menos lo de las hondas, lo de la hondas de su melena estuvo a punto de sacarme un ojo, o los dos (existe una figura llamada corrector al que dudo que se le hubiesen pasado esas hondas, a menos que tuviera el pelo lleno de hondas realmente… porque iba a enfrentarse a Goliat o algo así).

Pero aunque me haya inventado la frase, el libro está plagado de descripciones similares, de “caras que reflejan la dureza de una mariposa que acaba de salir de un tarro de cristal” (tal cual) y de cosas absurdas que no son más que relleno y que no tienen ningún sentido ¿de verdad la cara de alguien puede reflejar la dureza de una mariposa recién salida de un tarro? ¿en serio?

Cosas como esas yo solo las he leído en fanfics muy malos, donde piensan que cuando ponen 25 adjetivos sin sentido en una frase están elevando su historia cutre a literatura comparable a los clásicos universales y que eso les convierte en escritores consagrados.

Así que, aunque creo que cada uno debe elegir sus lecturas y decidir por si mismo si algo es bueno o malo, en este caso creo que si os podría decir que os ahorréis vuestro tipo y vuestro dinero, porque esto no vale la pena. Cuesta menos de dos euros, pero los aprovecharéis mejor en otra cosa, seguro.

Sin retorno

Autor: Susana Rodríguez Lezaun

Nº de páginas: 654

Editorial: Debolsillo

Sinopsis:

Hace tiempo que Irene Ochoa se siente atrapada en un callejón sin salida cuyos muros se estrechan a medida que los abusos por parte de Marcos, su marido, se convierten en una rutina. No tiene más armas que su instinto de supervivencia. No hay otra opción: la vida de Marcos o la suya. La oportunidad se presenta un miércoles, cuando él llega más borracho de lo normal y, tras un par de tragos, se queda profundamente dormido. Horas más tarde, los bomberos y la policía investigan las causas del incendio que se ha cobrado la vida de Marcos. Todo ha salido según lo planeado, pero hay algo que Irene no puede controlar. Aquella misma noche en la que apenas empieza a saborear la libertad conoce al hombre que podría arrebatársela: el inspector David Vázquez, el encargado del caso. Empieza así una relación marcada por la pasión, el anhelo y el peligro.

Mientras Pamplona sigue conmocionada por el accidente, el inspector Vázquez deberá resolver uno de los casos más escabrosos de su carrera: varios peregrinos del camino de Santiago han aparecido muertos en Roncesvalles.

Si el otro día os hablaba de un libro que me había sorprendido por sus giros en la trama el que os traigo hoy es todo lo contrario. Ya para empezar la sinopsis te da una idea equivocada del libro, porque la protagonista no es Irene Ochoa, ni siquiera el asesinato de Marcos, eso es algo que sale en el libro y que es completamente absurdo.

Si hubiera prescindido de esa parte, de ese personaje y de ciertas escenas estúpidas, cursis y muy de novela rosa entre ella y el inspector la novela hubiera ganado, pero hubiera ganado mucho.

La historia empieza con el asesinato del marido y te hace pensar que todo va a girar en torno a ese asesinato y desenmascarar el lado psicópata de Irene. Pero no, de pronto empiezan a matar a peregrinos en Roncesvalles y la historia se va por ahí.

Y esa parte de la historia está muy bien, aunque es muy evidente desde el minuto uno quien es el asesino, pero a pesar de eso me gustó la serie de asesinatos en serie de peregrinos sin motivo aparente (que el motivo también está muy claro, no nos vamos a engañar).

Creo que si el libro hubiera sido solo de eso hubiese ganado mucho, pero no… tenía que tener la otra parte, esa historia de amor absurda entre una mujer que acaba de asesinar a su marido y el inspector de policía. Pero una historia de amor que llega a niveles de auténtica vergüenza ajena, porque se conocen desde hace diez minutos y ya se están prometiendo amor eterno de la forma más cursi y de novela rosa posible.

Entiendo que es una forma de que haya segunda parte, porque en algún momento se tiene que descubrir que esta mujer es una psicópata (y una vez más el pobre detective que no se entera de nada en manos de una mujer psicópata y manipuladora). Pero vamos que una segunda parte que no hubiera sido necesaria si no se hubiera introducido este elemento y con solo los asesinatos en el Camino de Santiago el libro hubiera estado muy bien.

A %d blogueros les gusta esto: